fbpx

Alta costura 2018: París a todo color 01/Ago

Las firmas más prestigiosas del mundo de la alta costura presentaron sus colecciones otoño-Invierno 2018/19 en la capital francesa. Las maisons más emblemáticas -Chanel, Valentino, Victor & Rollf, Jean Paul Gaultier, Fendi, entre otras- poblaron la capital de la moda con los más esperados desfiles. Los colores fueron los protagonistas de la semana.

Por Bárbara Salama
Selección Taller de Redacción y Escritura, profesora Clio Goldschmidt

Chanel

Más sombría que de costumbre, la nueva propuesta de Chanel vuelve a ser uno de los desfiles estrella de la semana Haute Couture. Tres son los colores con los que Karl pintó la pasarela esta temporada: blanco, negro y gris. El negro fue el encargado de vestir la noche con los vestidos de fiesta más sofisticados y elegantes: de satén, con pedrería, transparencias y faldas con aberturas, evocando sensualidad. El blanco radiante, en cambio, apareció para los looks de día en faldas, trajes y los clásicos tweeds. Y, por último, el gris fue protagonista de la colección en honor a los colores típicos de las calles de la ciudad donde nació la firma. Este tono pisó fuerte en faldas pomposas y globo, vestidos con apliques de plumas, pedrería y mucho paillette, además en trajes de tweed y faldas larga, uno de las looks más destacadas de la pasarela.

 

Valentino

Sesenta y tres fueron las creaciones que desfilaron en la lujosa y pomposa colección otoño invierno de Pierpaolo Piccioli. Deslumbró con los colores más vivos e intensos: verde, naranja, mostaza, fucsia, azul, rosa y rojo, entre otros. Se vieron bordados, incrustaciones y volúmenes generosos en prendas con más de dieciocho horas de artesanía. Las capas estampadas y coloridas lideraron la pasarela y acompañaron a vestidos drapeados, maxi blusas fluorescentes y vestidos de brocado y tul bordado.  En armonía con el look pomposo propuesto por Valentino, varias modelos llevaban la cabeza completamente cubierta de flores, o también peinados de cabello largo y melena voluminosa.

 

Victor & Rolf

A primera hora de la tarde, se presentaron Victor & Rolf en el teatro Le Trianon con una colección en la que el color blanco fue el rey absoluto. Los tonos que producían ruptura ante este color eran el plateado y el dorado, en detalles como apliques, bordados y accesorios, o de manera llamativa, en maxi lazos, maxi moños y  hombreras. El dúo holandés eligió el teatro para celebrar sus veinticinco años y presentar una colección compuesta además por diseños realzados con cristales Swarovski. Algunos de los outfits destacados fueron: un traje blanco con maxi moños plateados desde los pies hasta el hombro; una blusa con cuello protagónico hecho a la manera de una gran rosa blanca; trajes con hombreras voluminosas; un vestido de tul de múltiples capas y agujeros; y un traje de “edredón” que simulaba ser una cama combinado con un cuello alto de almohadas.

 

Jean Paul Gaultier

Extravagancia y carácter, volumen y proporción, colores claros y oscuros, son las parejas que se han dado la mano en el desfile de Gaultier en la Semana de la Alta Costura parisina. Negro, blanco y gris, acompañados por azul y rojo, conformaron la paleta de color de esta colección transgresora, que llegó para romper las reglas con el lema “smoking o no smoking”, frase que se vio estampada en varias de las prendas, introduciendo al púbico a un juego de palabras entre el cigarrillo y el saco smoking, silueta preferida de Gaultier. El color gris y negro en distintos géneros evocaron al humo del cigarrillo, clara inspiración de la colección. Conformaron la colección desde looks deportivos con prendas holgadas y zapatillas hasta el clásico estilo sastrero de smoking, blazers y pantalones, tanto para hombre y mujer. Se  destacaron también los vestidos con volados, las transparencias, el plástico y la corsetería rígida.

Fendi

Como resultado de dos mentes brillantes, Karl Lagerfeld y Silvia Venturini Fendi, surge esta elegante y lujosa colección, basada en pieles, pero en su mayoría de fibras artificiales. Fue una colección liderada por los colores suaves como lavanda, celeste, beige y rosa viejo en contraposición con la fuerza del negro, blanco y cobre. La marca, que en los últimos años desfiló como “Fendi Fur”, en el calendario de París Alta costura se presentó como “Fendi Couture” dando comienzo a un nuevo capítulo para la maison: reemplazó las pieles por tejidos depurados, lentejuelas, lanas y pieles artificiales. El desfile se llevó a cabo en el Palais Brongniart y allí presentó tapados largos -inspirados en las típicas piezas de piel de la firma- con pinceladas geométricas, flecos y pelo, que combinaban con trajes de falda y vestidos con brillos, juego de transparencias y bordados únicos.