fbpx

MODA Y ARTE SURREALISTA, POR MARIANA DEL BARCO 03/Nov

Elsa Schiaparelli: la mujer que se casó de vestido negro
Por Mariana del Barco, #ComunidadEBA

 

El dato no resulta superficial. Pone de manifiesto el carácter, el genio y el atrevimiento de Madame Schiaparelli.

Elsa es una de las creadoras de moda más importantes de la historia. Nació en Roma en 1890, murió en París en 1973, a los 83 años de edad.

Hagamos un stop y contextualicemos:

Cuando Elsa tenía dos años, se ponía a la venta el primer número de Vogue USA y siendo ella una jovencita, Coco Chanel abrió su primer salón en París.
Su trabajo se enmarca en la opresiva y sexista sociedad de entreguerras. La vida -su personaje – es de una relevancia social comparable a la de artistas como Dalí, con quien mantuvo una gran amistad.

A los 22 años se trasladó a Londres. Allí conoció a Wilhelm Wendt de Kerlor, con el que se casó 24 horas después de su primer encuentro. Sí, 24 hs. después, otro aporte no menor.

Ambos siguieron su camino en EE UU, pero las infidelidades de él hicieron que el matrimonio naufrague. Tras pasar una temporada allí, se trasladó a París donde entró en contacto con los círculos vanguardistas de la ciudad. Asentada y bien posicionada socialmente, Elsa decidió lanzarse a la aventura de levantar su propia marca con la que alcanzaría un éxito increíble y gracias a la cual se convertiría en un emblema de la modernidad.

Con el estallido de la II Guerra Mundial, Schiaparelli se exilió y regresó a Nueva York donde permaneció hasta finalizar la toma de París por parte de los alemanes. Regresó a la Ciudad de la Luz pero los códigos de la moda y de la industria no eran los mismos, algo que perjudicó la carrera de la italiana. Schiaparelli cerró su taller el 3 de diciembre de 1954.

Profundicemos en su estilo: de la filosofía al diseño de moda.

En 1927 mostró su primera colección “Pour le Sport” para el público femenino deportivo. Sus prendas se basaban en el uso de la técnica artística trompe l’oleil (trampantojo) que crea ilusiones ópticas. Así diseñó este famoso sweater con un lazo, convirtiéndose en la pionera en utilizarla, técnica aún hoy vigente en diseño de modas.

Esta colección fue publicada en Vogue y debido al gran éxito que tuvo, al siguiente año creó otra, donde aparecían prendas como la innovadora falda pantalón, bañadores y vestidos de lino.

La diseñadora unió la moda con el arte. Sus creaciones reflejaban el movimiento artístico de los 30, el Surrealismo. Esto dió lugar a que colaborara con artistas vanguardistas como Jean Cocteau y Salvador Dalí.
Junto a Cocteau diseñó una colección de vestidos con rostros que creaban ilusiones ópticas. Con Dalí varias colecciones más, entre ellas el vestido langosta; basado en un vestido largo de seda con una enorme langosta impresa inspirada en las obras del artista. Otro ejemplo de sus diseños con esta técnica es el vestido lágrimas; este diseño emula la piel de un animal al revés. El vestido esqueleto, que representa un esqueleto y el sombrero zapato que lo llevó la propia Elsa.

Los diseños de Schiaparelli son un referente claro del nexo entre la moda y el arte. Su creatividad le ha llevado a ser una de las figuras más vanguardistas de los años 30 en el mundo de la moda y ser inspiración de muchos diseñadores como Alexander Mc Queen, Vivienne Westwood, Prada o John Galliano.

Quedate con esto: el trabajo de Elsa ha contribuido al avance social y profesional de la mujer moderna y a cambiar la concepción de la moda que pasó a ser entendida como una obra de arte.
Si te interesa ampliar acerca de esta desafiante, disrruptiva, genuina e inspiradora mujer mirá este video

 

Fuentes: www.vogue.es
www.dsigno.es

Taller de Redacción y escritura
Trabajo práctico
Alumna: Mariana del Barco